Cómo mantener el hormigón pulido

El hormigón pulido es un material que puede ser utilizado tanto en interiores como exteriores y que está teniendo una gran aceptación en el mercado actual. Una firma especializada en hormigón pulido Cáceres podrá ofrecerle los mejores resultados, tanto en su vivienda como en su negocio.

Consejos para el mantenimiento del hormigón pulido

Una de las preocupaciones que pueden llegar a tener muchas personas con este material es acerca del deterioro del brillo. En este aspecto, hay que decir que su pulido puede llegar a durar bastantes años y en caso de que pase el tiempo y el brillo se vaya reduciendo, tan solo habrá que hacer un pulido nuevo y volverá a estar como nuevo.

A pesar de ello, hay que proporcionarle una limpieza periódica diaria o cada dos días. No hay que permitir que las partículas de suciedad como el polvo se vayan acumulando porque hace que el brillo se deteriore. Es importante recordar que el hormigón pulido es una superficie porosa donde la suciedad puede penetrar con facilidad.

A la hora de limpiarlo hay que tener precaución de no utilizar productos químicos fuertes o herramientas que resulten abrasivas porque se puede dañar el brillo del hormigón pulido. En este caso se pueden utilizar productos específicos para esta clase de material o como alternativa se puede utilizar algo tan sencillo como agua y jabón y para limpiarlo bien, bastará solo con una fregona, evitando los cepillos para no dañar la superficie.

Si se utilizan productos para proteger el brillo o productos selladores, el hormigón pulido se mantendrá en las mejores condiciones.