Hormigón pulido

 

Es un pavimento de hormigón que se alisa de forma mecánica hasta que la superficie queda totalmente lisa o pulida; su campo de aplicación es inmenso, tanto en exterior (parkings, pistas deportivas, estaciones de servicio, etc.) como en interior (naves industriales, chalets, tiendas, garajes, sótanos, etc.).

Es uno de los suelos más resistentes por sus cualidades, no tiene ningún mantenimiento y actualmente es el suelo más utilizado a nivel industrial.

Refuerzos de capa de rodadura

Los pavimentos continuos de hormigón, gozan de una gran resistencia y durabilidad, pero su utilización en distintas industrias puede producir distintos efectos de desgastes y deterioros en el tiempo.

Los pavimentos de uso industrial requieren un refuerzo de sus capas de rodadura. Esto se consigue mediante la incorporación en la superficie del hormigón fresco de morteros que contengan áridos especiales y de mayor dureza, que combinados entre sí dan a la capa de rodadura una mayor resistencia a la abrasión y al desgaste.

La incorporación en el mortero de refuerzos de la capa de rodadura a base de minerales cuarzo-corindón, partículas metálicas, basalto, etc., permiten una mayor longevidad de los pavimentos que lo contienen.

más...